CREAR ES VERBO

Contador(a), ingenierx, médicx o escritor(a), crear está en nuestro ADN.  Estamos diseñados para convertir ideas en realidades, a partir de nada.

Si me sigues desde hace tiempo, estas afirmaciones podrían sonarte como el cliché del cliché, sin embargo, pocas veces he contado las razones por las que crear es mi estilo de vida.

¿De dónde viene la inspiración? ¿Cómo hago para seguir creando, aún en mis peores momentos? ¿Qué acciones llevo a cabo ante un bloqueo?

En estos 4 puntos te comparto mis respuestas:

1. Como Aristóteles, coincido en que la creatividad es un proceso racional originado en la naturaleza. No crear es una contradicción a ser humano.  Para crear no se necesita inspiración, solamente estar vivos.

2. Como una vez escribió John Green: el dolor demanda sentirse. Con eso, y bajo la premisa de que todo en la vida es una elección, opto siempre por construir con el dolor para no de dejar que la melancolía me destruya.

3. Pocas veces, quizá nunca, me he quedado sin ideas y, si lo piensas bien, estoy seguro de que tú tampoco. El secreto está en ser conscientes de que estamos creando 24/7 y que si hoy no tenemos ideas, por ejemplo, para escribir, tal vez sí las tengamos para cocinar o simplemente para tomarnos una selfie.

4. Otro consejo funcional es rodearte y seguir a personas que te generen curiosidad.

Hoy en día, la inspiración está a la vuelta de un clic.

Recomendación:
Si buscas algunos libros que te llenen de inspiración, te recomiendo acercarte a los títulos de Austin Kleon: Steal Like An ArtisShow Your Work y Keep Going.

Con cariño, 
Lewis Rimá (:

Foto de Tecnología creado por diana.grytsku – www.freepik.es