HACE UN MES

En un instante
diste el paso del presente al pasado.
Treinta días después,
te sigo esperando.

Ni un mes,
ni un año,
ni una vida.

El tiempo avanza,
me alcanza.
No basta.

Aunque te vas, te quedas.
Y, aunque me quedo, no estoy.

Me abrazo y te abrazo
porque de ti,
quedo yo.

-Lewis Rimá